‘El Jurado’: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra

Autor: Antonio Rincón-Cano || Fecha:   Magazine, Teatro, Video

La compañía Avanti Teatro estrenaba en abril en las Naves del Español (Madrid) su espectáculo ‘El Jurado’, un texto original del autor Luis Felipe Blasco Vilches, bajo la dirección de Andrés Lima e inspirado líbremente en ‘Doce hombres sin piedad’ de Reginald Rose (de la que únicamente conserva la estructura dramática). ‘El Jurado’ es un retrato de la sociedad española actual, del funcionamiento de nuestro sistema judicial, y un cuestionamiento del mismo mediante una trama de corrupción política. Ahora inicia su gira por los escenarios andaluces: Teatro Lope de Vega de Sevilla (19 al 22 de mayo) y Teatro Cervantes de Málaga (3 y 4 de junio)

¿Es justa la justicia? Con esta pregunta nos sentamos a ver la obra de teatro ‘El Jurado’, una actual y española versión de ‘Doce hombres sin piedad’. La función, escrita por el algecireño Luis Felipe Blasco Vilches, es un reflejo claro de la sociedad actual, donde un jurado debe deliberar sobre la culpabilidad o no de un presidente autonómico procesado por un delito de co-hecho. Lo que podría haber sido una declaración moral de intenciones, un ideario a varias voces sobre lo que es y lo que debería ser la justicia, se convierte en una historia de personajes que calan. Este es el acierto de la función. Unos personajes reconocibles por todos e incluso donde uno se reconoce a sí mismo.

La giratoria puesta en escena de Lima ayuda, a veces de forma hipnótica, a llegar a verse reflejado en todos y cada uno de ellos, sin saber qué postura tomarías en caso que uno mismo fuera parte de ese jurado. Esto lo consigue Blasco Vilches gracias a la perfecta construcción de personajes, con ágiles diálogos, concisos y certeros. Sabe muy bien llevar a escena lo que podría ser una conversación de calle, pero sin olvidar nunca que está creando teatro. Además, Blasco Vilches lo hace con una aparente facilidad, sin artificio, huye de efectismos, sin guardarse ningún as bajo la manga y sin dar ningún giro final inesperado, todo sucede poco a poco, a veces incluso previsiblemente, sabes por dónde te está llevando el dramaturgo y te gusta, te gusta que te lleve de la mano hasta el desenlace final que te deja ese amargo sabor de boca.

Andrés Lima dirige un barco de nueve actores, capitaneados por Eduardo Velasco y Cuca Escribano, quienes firman también la producción bajo el sello Avanti Teatro, y donde destaca indudablemente Pepón Nieto y Víctor Clavijo, este último uno de los mejores actores del panorama escénico actual. Los actores están todos entregados a la propuesta, pero es cierto que desde dirección se debía haber creado un mayor equilibro y cohesión en el elenco. Lima se rodea, como es habitual, de un gran equipo de colaboradores. Un diseño de luces seductor firmado por Valentín Álvarez que vuelve a utilizar las candilejas de leds para dar ese matiz tan especial a las pieles de los actores en algunos momentos de la función, dota a la escena de una luz muy expresiva que ayuda a esa concepción casi cinematográfica de Andrés Lima. Creo que el vestuario hubiera sido más acertado que lo hubiera hecho su colaboradora habitual, Beatriz San Juan, que conoce a la perfección el universo de Lima y que sí firma la hipnótica escenografía.

Estamos ante un muy buen trabajo donde nos hacen plantearnos si nuestra intachable honradez puede juzgar a una persona o un político. No solo se pone en duda a la justicia y su sistema, se pone en duda al ser humano, que siempre se buscó las vueltas para salir airoso en una sociedad en eterna crisis no solo económica, sino también de valores. ¿Estoy yo lo suficientemente limpio como para poder exigir a otro que lo esté? ¿Puedo culpabilizar a alguien de su legalidad en la forma de hacer las cosas cuando no cumplo con la tarea que se me ha encomendado en un jurado o incluso en mi día a día? ¿Es más culpable el que roba o el que mira para otro lado a cambio de un beneficio propio? ¿Estoy libre de pecado para tirar la primera piedra? Todas estas cuestiones y alguna más se pasan por delante de tu cabeza de forma rápida, casi sin cesar, como cuando un tio-vivo coge velocidad y no eres capaz de diferenciar los caballos.

Este montaje es un paso más en la trayectoria de Avanti Teatro, que poco a poco se ha convertido en una de las compañías privadas más interesantes y con una clara línea a la hora de concebir sus espectáculos. El binomio Blasco Bilches- Avanti funciona, ya lo hizo en El Encuentro, espero que lo haga en futuras colaboraciones y que la compañía no deje escapar a este dramaturgo que tiene tantas cosas que decir y que las dice muy bien. Solo un último deseo: larga vida a Avanti Teatro. Bravo. Si este barco atraca en su ciudad, corran, no se lo pierdan.

Dirección: Andrés Lima

Texto original: Luis Felipe Blasco Vilches

Reparto: Josean Bengoetxea, Víctor Clavijo, Cuca Escribano, Pepón Nieto, Isabel Ordaz, Canco Rodríguez, Luz Valdenebro, Eduardo Velasco y Usun Yoon.

Gira:

Hasta el 15 de mayo en la Sala Fernando Arrabal de las Naves de Matadero/Teatro Español

19, 20, 21 y 22 de mayo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla

3 y 4 de junio en Teatro Cervantes de Málaga

+ info: www.avantiteatro.com

Antonio Rincón-Cano

Autor: Antonio Rincón-Cano

Antonio Rincón-Cano tiene 11 artículos escritos.

Anne Bogart dijo: "Creo que la cultura es experiencia compartida y está en continuo movimiento". Pues me dedico a eso, a compartir experiencias y a ponerlas en movimiento en los teatros, en los medios, en las redes.