El_Vacie
Destacadas / Teatro

El Vacie, capital de Fuente Ovejuna

El Teatro Central de Sevilla estrena el montaje ‘Fuente Ovejuna’, la nueva propuesta de Atalaya TNT protagonizado por las mujeres gitanas y chabolistas de El Vacie, el enclave marginal de Sevilla. Con dirección de Pepa Gamboa y la adaptación de Antonio Álamo. Teatro fronterizo y bastardo.

conejero2
Conversaciones / Destacadas

Alberto Conejero y la dramaturgia de las ausencias

Entrevistamos a Alberto Conejero, autor de ‘La piedra oscura’, que ha llegado a lo escenarios en una coproducción entre el CDN y Lazona… Reconocido y premiado, Conejero nos habla de sus emociones y de sus inquietudes, de su forma de entender la escritura dramática: “Miro hacia atrás y me doy cuenta que mi obra es una dramaturgia de las sillas vacías, de los ausentes, de los fantasmas”.

Roberto Enríquez y María Adánez, protagonizan el montaje 'El pequeño poni'.
Escenas / Teatro

El acoso escolar, de las aulas al teatro

El dramaturgo almeriense Paco Bezerra y el director de escena Luis Luque se están consolidando como una interesantísima pareja escénica, que vuelven a demostrar su armonía con la puesta en escena de ‘El pequeño poni’, un montaje que se presenta estos días en Madrid en el Teatro Bellas Artes después de su estreno en febrero pasado en el Salón Cervantes de Alcalá de Hernares.

El autor Íñigo Guadamino.
Destacadas / Escenas

“El teatro se va a quedar en algo de las élites y eso es dramático”

Iñigo Guardamino puede ser un nombre que no suene al gran público, sin embargo su trayectoria lo avala como uno de los dramaturgos actuales más activos y la calidad de sus textos le da el beneplácito de la crítica y buena parte del sector. Actualmente, tiene en escena la obra ‘Castigo Ejemplar Yeah!’, que se puede ver en los Teatros Luchana de Madrid, con una fantástica Natalia Díaz y con Rodrigo Saenz de Heredia en un personaje que le viene como anillo al dedo.

Lucía Miranda, educadora y directora de escena.
Destacadas / Escenas

Lucía Miranda: una Caperucita feroz en un mundo de hombres

Lucía Miranda tiene unos ojos expresivos, grandes, detrás del cristal de sus gafas, unas gafas que le ayudan a ver el mundo de una manera diferente al que lo ve la mayoría y tiene muchas historias que contar desde otro lugar y que dan luz a otros mundos. Lo tiene difícil en este oficio de hombres, porque el teatro todavía hoy es de hombres. Pero Lucía Miranda es una valiente, porque su madre le enseñó que en el cuento de Caperucita era ella la que se comía al lobo.