Los trucos y tratos de Hollywood

Autor: Jaime Fuertes || Fecha:   Cine, Destacadas, Magazine

Aunque de origen europeo, la Fiesta de Halloween fue potenciada por los norteamericanos, y en su colonización cultural hacia el resto del mundo, el cine ha sido el principal arma para llegar al público más joven.

Son innumerables las películas en las que la fiesta de Halloween aparece de forma incidental o como parte esencial de la historia.

jamie-lee-curtis-halloweenA la cabeza de una larga lista de gritos, disfraces y sustos por doquier está el clásico de John Carpenter, La Noche de Halloween (1978). Lo que era una película modesta se convirtió en una máquina de hacer dinero, producida solo con 300.000 dólares (cifra irrisoria en Hollywood); la cinta recaudó unos 70 millones en todo el mundo y dio pie a siete secuelas y dos reboots, además de otra continuación anunciada para octubre del próximo año, de nuevo con Jamie Lee Curtis; la actriz se erigió durante décadas en una de las indiscutibles reinas del grito, y el original de Carpenter sentó las bases de gran parte del cine de terror de los 80 y 90, con la creación del psicópata Michael Myers.

La terrorífica fiesta ha sido protagonista de otras películas, como en El retorno de las Brujas (1993), con Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy. Aquí resucitaban a tres hermanas brujas en Salem, tres siglos después de haber sido ajusticiadas, y volvían a la vida en la noche de Halloween.

pesadilla-antes-navidadMucho más original –y estrenada en el mismo año- es Pesadilla antes de Navidad (1993), la producción de Tim Burton en la que Jack Skellington, el Señor de Halloween, descubre la Navidad y decide mejorarla. Para ello decide secuestrar a Santa Claus y repartir entre los niños toda clase de regalos terroríficos. Divertidísima de principio a fin, y repleta de ingenio, este musical de animación se ha convertido con el paso del tiempo en una de esas cintas de culto que apetece revisar.

También en clave de humor, y mucho más reciente, es Truco o Trato (2007), una cinta que revisita los elementos más clásicos del género con cierto ingenio y alguna que otra secuencia que hace soltar la carcajada.

En el polo opuesto, y moviéndose por los terrenos del thriller psicológico, está Donnie Darko (2001), la historia de un joven que comienza a sufrir alucinaciones que le impulsan a cometer más de una barbaridad; todo se inicia con la aparición de un conejo demoníaco que le anuncia la fecha del fin del mundo, precisamente en la noche de Halloween; la famosa fiesta es el escenario donde se desarrolla la parte culminante del relato.

et-halloweenHay muchos otros títulos en los que Halloween aparece solo de pasada. Por citar algunos, quizá el más famoso es el caso de E.T. el extraterrestre (1982), donde la celebración se utiliza como un inteligente recurso de guión para que E.T. pueda salir de casa disfrazado de fantasma, y de paso se consigue uno de los mejores chistes del filme: el momento en que el alienígena se cruza con el Yoda de Star Wars.

Por otro lado, en Un mundo perfecto (1993), de Clint Eastwood, Halloween es el detonante para que un preso recién fugado, en un 31 de octubre, tome como rehén a un niño; para el pequeño, la huida se convierte en una aventura, teniendo en cuenta que su familia no le deja celebrar Halloween por ser testigos de Jeová. El delincuente que interpreta Kevin Costner empatiza con el chico y llega incluso a comprarle un disfraz de Casper.

La festividad se asoma constantemente en el cine; uno de los títulos más recientes es Jack Reacher: nunca vuelvas atrás (2016), que contiene una persecución durante un desfile de Halloween.

Jaime Fuertes

Autor: Jaime Fuertes

Jaime Fuertes tiene 12 artículos escritos.

Veinte años de experiencia en prensa, radio y televisión como redactor y crítico de cine. Es autor de varios libros, diseñador web, Community Manager y responsable de comunicación en varias empresas, además de haber colaborado en la organización de eventos cinematográficos.