Rock’n Rolla, “Mientras la ciudad duerme”

Autor: Rey Romero || Fecha:   Destacadas, Rock, Sonidos

"Un disco honesto que asegura la continuidad del rock and roll entre los altibajos experimentales de la explosión indie y establece una solidez sonora sobre la que componer con la libertad y soltura que se les antoje".

banner jpg alta resouciónEl proyecto encabezado por Suso Díaz, guitarrista rodado en Los Predicadores, acaba de publicar Mientras la ciudad duerme (2016), un disco de rock and roll con fuerte carácter americano. De aplomo y galope. Eso sí, en castellano. Suso ha puesto la crónica de sus noches, experiencias personales, amores y sin sabores en la letra y sonido de Rock’n Rolla. Su banda. Su apuesta. Una vida dedicada a todas las vertientes del rock and roll y que en este disco encuentran su mejor afluente.

Brucero, del boss hasta la médula, adorador de Tom Petty y notablemente inspirado en Bob Seger, especialmente en el caso del tercero es fácil coincidir a la hora de identificar el camino a seguir por esta banda. Pero, de momento, lo cierto es que en este disco lo que tenemos es una fuerte cimentación a partir de la que construir su propia historia. Y los que tienen a Suso, Rojo Rodríguez, Curro Molero y Jaime Hortelano cerca saben de las grandes posibilidades de este cuatro piezas.

RocknRolla_poplacara_frontMientras la ciudad duerme, grabado en los Estudios 79 de Jerez de la Frontera (Cádiz), recoge las nueve primeras apuestas sonoras de Rock’n Rolla. Aunque incluye temas con un aire roquero asequible para la mayoría, como el que presenta el disco, “Sally”, o “Contra el Viento”, Rock’n Rolla se permite ahondar en las raíces del sonido sureño en una balada de corazón roto en Nashville como “Nada Personal”. O convierte su música en el sonido que emitiría el chasis de una pick up Chevrolet de ser un instrumento afinado en “Malahide” o “La Frontera (Balada de Virgil Caine)”. “Tiempos Duros” representa la sinceridad con la que el disco está hecho. Suso se abre en esta letra con la misma transparencia que impone el conjunto del trabajo y deja hueco para sacudirse la melancolía en la juerga rock de “Viernes”, americana de manual, en la que cuenta con la colaboración de Guillermo Alvah, músico y amigo al que acompaña con los mencionados Predicadores.

El disco tiene un pero, sí. Tal vez hubiese sobrado desglosar influencias, pero hay bandas que las usan para hacer la reforma del edificio en el décimo disco mientras que Rock’n Rolla las usa como base. Es honesto, asegura la continuidad del rock and roll entre los altibajos experimentales de la explosión indie y establece una solidez sonora sobre la que componer con la libertad y soltura que se les antoje.

 

Rey Romero

Autor: Rey Romero

Rey Romero tiene 15 artículos escritos.

Periodista cultural y gastronómico. Tres años al servicio de Su Majestad (Londres, Leeds). De sus cocinas, más bien. Rastreador del rock más comprometido. Del calificativo imposible.